Socialízate Suscribirse al RSS

    5 problemas de una empresa sin marca

    Todas las empresas quieren vender más y captar nuevos clientes, pero desconocer o negar que el escenario ha cambiado, es un grave error. En este momento, las personas tienen más poder de decisión sobre un mercado sobresaturado de ofertas similares.

    Muchos no tienen claro para que sirve una marca o el valor que ésta aporta a su negocio, porque sólo imaginan un simple logo. Sin embargo, establecer una relación, un vínculo que en ocasiones llega a ser emocional, es mucho más que una imagen gráfica bonita: una marca es una propuesta de valor, diferenciada de la competencia y apreciada por los clientes.

    Pero ahora no voy hablarte de los beneficios de crear un concepto empresarial único con personalidad propia para conectar con tu público. A continuación, quiero compartir mi experiencia y los principales problemas que sufre una empresa sin marca:

    1 Tiene que perseguir clientes.

    Eres uno más, ya no quieren trabajar contigo. Por ello, te ves obligado a perseguirlos y bombardearlos con promociones, correos masivos tipo spam, interrumpiéndoles con lo que estén haciendo.

    2 Pierde los que ya tiene, porque no consigue fidelizarlos.

    Si los clientes no perciben el valor añadido que intentas proporcionarles, en algún momento se interesarán por la competencia, verán su propuesta más atractiva, seductora y decidirán serte infiel.

    3 Está obligada a competir en precios bajos.

    Cuando existe demasiada competencia y no aportas nada nuevo (encontrar elementos de diferenciación basados en lo tangible es cada vez más difícil), sólo podrás seguir bajando tus precios. Recuerda que en San Google siempre habrá alguien más económico que tú e incluso hasta gratis.

    4 Trabaja con clientes que no desea.

    La disminución de clientes desemboca en aceptar cualquier encargo que entra por la puerta, sin tener en cuenta la escasa rentabilidad que te proporciona y el excesivo tiempo que te hará perder.

    5 No puede captar ni mantener el talento.

    El conocimiento y el talento del equipo profesional que forma la empresa es lo que termina marcando la diferencia, porque estos atributos personales no los podrá copiar tu competencia.

    Como habrás comprobado disponer de una marca fuerte ya no es una opción posible, es una necesidad vital para aumentar la competitividad y mejorar tu cuenta final de resultados, porque de lo contrario terminarás desapareciendo profesionalmente… es cuestión de tiempo.

    [ Muchos tienen un nombre, pero pocos una marca de renombre.

     

    Si consideras que este post le puede ayudar a alguno de tus contactos, compártelo. Gracias

    Salvador Garcia

    Consultor_negocio, especializado en marketing de renombre.

    Escribir un comentario





    Emprendo con: