Socialízate Suscribirse al RSS

    Diferénciate: deja de ser uno más

    Cada día somos más y estamos mejor formados, por ello es vital diferenciarse positivamente del resto.

    En muchas ocasiones he participado en procesos de selección y me sigo sorprendiendo cada vez que lo hago porque es raro encontrar algún candidato con un perfil original y diferente. La mayoría están cortados con el mismo patrón (con un título en tal universidad, algún máster o curso, y con poca experiencia laboral). Son personas con marca blanca, con unos conocimientos y cualidades estandarizados.

    Ya no es suficiente con ser bueno en nuestro trabajo, también debemos aprender a comunicarlo de forma eficaz; pero no hablando de nosotros, sino transmitiendo la capacidad que tenemos de solucionar problemas y aportar beneficios como profesionales expertos.

    Ser diferente no es sinónimo de ser raro o llamar la atención. Diferente es hacer algo mejor que nadie, es ser relevante y destacar de forma positiva en un mercado tan saturado de ofertas.

    Todos poseemos alguna ventaja diferencial que es necesario conocer y potenciar. Ese talento personal que no es copiable y nos hace únicos, se llama marca profesional. Construir nuestra identidad de forma honesta requiere de tiempo, esfuerzo y método.

    Como decía Oscar Wilde: “No hay una segunda oportunidad para una primera impresión”. Aunque no somos conscientes dejamos un recuerdo en la mente de las personas, proyectamos valores, habilidades y cualidades, que los demás etiquetan.

    Hay que tomar el control de nuestra vida laboral e incorporar el marketing como estrategia clave, para llegar a ser un profesional de renombre.

    Salvador Garcia

    Consultor_negocio, especializado en marketing de renombre.

    2 Comentarios Dejar comentario

    1. David #

      Al final, la mayoría de las personas elegimos una opción, una marca o tomamos una decisión por pequeños detalles que marcan la diferencia. Unas veces son diferencias notables y otras muchas veces no, son, eso mismo, pequeños detalles, y muchas veces no del producto que vende esa marca,( que puede ser muy parecido o idéntico a otro de otra marca) si no de LA FORMA EN QUE NOS LO VENDE. Ese salto de calidad y efectividad a la hora de diferenciar un producto, de causar una buena impresión o lograr que nuestros clientes elijan nuestra empresa frente a otra no cuesta tanto si realizamos las cosas de manera correcta.

      Gran post, Salvador. Un saludo.

    2. Eli #

      Quería felicitarte por tu bloc, eres único y una persona que mira por el mas allá de la vida, e intentas buscar una solución y haces que todos veamos las cosas de otra forma , animo con tu bloc porque tu familia te apoya

    Escribir un comentario





    Emprendo con: