Socialízate Suscribirse al RSS

    No sé venderme

    ¿Alguna vez has pensado, no sé venderme? Esto mismo debierón pensar los investigadores médicos Marshall y Warren cuando descubrierón que cientos de millones de personas podrían curarse de úlcera con una pastilla, esta enfermedad está causada por una bacteria.

    Sin embargo, en 1984 nadie los creyó. Quizás porque eran dos jóvenes y no doctorados de una universidad de prestigio (que ni siquiera tenían la especialidad). Diez años después el sistema sanitario americano acepto la idea de tratar las úlceras con antibióticos. Y en 2005 recibierón el premio Nobel de Medicina.

    Hay un dicho que dice: Cómo te ven te tratan. Lo cierto es que atraemos por como actuamos y por lo que comunicamos. Comparto contigo como plantar bombillas en los demás:

    Generar interés
    De poco sirve empezar por cómo transmitir tu mensaje si antes no eres capaz de conseguir que te presten atención o mantener el interés mientras desarrollas la idea. Creo que la mejor forma para captar la curiosidad de alguien es rompiendo sus expectativas, lo establecido. Por ejemplo, como yo he hecho al principio hablándote de un tema médico.

    Lo importante no es lo que se dice
    Al saber mucho de nuestra actividad damos exceso de información o hablamos de varias cosas a la vez, pero al final no estamos diciendo nada; ser especifico y más visual. Hay un estudio de la Universidad de UCLA que dice que en torno al 90% del mensaje se atribuye al lenguaje corporal (postura, contacto visual, gestos…) y tono de voz (silencios, entonación…). Si recordamos muy poco las palabras, ¿porqué todo lo basas en lo que dices?

    Ventaja competitiva
    Casi todos piensan y se comunican igual. Ponen todo el enfoque en lo que hacen, incluso también exponen como lo hacen, pero lo que realmente lo cambia todo e importa de verdad al público que te rodea, son los porqués. Porqué alguien debería comprar tus productos/servicios, que problema soluciones. Si te centras en trabajar tus porqués llegarás a ser imprescindible.

    Los mensajes sencillos son más fáciles de recordar:

    Dales el porqué y te comprarán el como.


     

    Etiquetas: , ,

    Salvador Garcia

    Consultor_negocio, especializado en marketing de renombre.

    Escribir un comentario





    Emprendo con: